Sumisas y amos

Las características de la sumisión y la esclavitud son simplemente diferentes, hay quien experimenta ambos papeles jugando con los límites de la sumisión, desarrolla y donde llegue es su responsabilidad. El esclavo no fija los límites , como opción personal la persona puede abandonarse totalmente a la voluntad del dominante.

No tiene por qué ser un felpudo sin voluntad para siempre, la voluntad puede volver a placer de cada persona que experimente el papel. Como cualquier relación donde el equilibrio reclina en la cesión de la persona al otro, el abuso es posible, sin embargo la relación no suele empezar con la completa sumisión, si no que suele ser de una manera progresiva u ocasional.

La sumisa obedece decidiendo en hacerlo cada vez y mantiene su derecho del deseo de hacerlo o no. Una esclava restringe sus deseos para complacerle. Hasta finalmente aceptarse como sumisa o abandonar el camino de la sumisión.

La realidad es que una sumisa busca también su propia felicidad a través de la satisfacción por sus logros como sumisa, la esclava bien entrenada solo encuentra la felicidad en la satisfacción de su amo. Si el dominante quiere introducir a terceras personas, por ejemplo para practicar sexo, la sumisa puede adecuar la situación a sus preferencias, de las que carecería un esclavo.

Se suele pensar que siendo esclavo no tienes el derecho a abandonar si va mal la relación, aunque sus limites de tolerancia para considerar qué es abusivo son mas altos que los de un sumiso, la realidad es que si no tienes una patología que te impida discernir realidad de ficción siempre tienes la opción de abandonar y siempre debe marcar el límite.

Lo más visto

Es obligación del dominante de mantener en buenas condiciones de salud al sumiso. Pepa Palotes es redactora regular en el blog de Sexydream.

Sumisas y cuadras en el BDSM

Acepto la política de privacidad. Leave this field empty. Prev Article Next Article.

Amas, Amos, Sumisas, Sumisos

Índice de Contenido. Pepa Palotes. Publisher Name. Related Posts.

krisacitwot.tk

Perrillas sumisas son folladas por sus amos - iPorno Gratis XXX

One Response. Pedro 15 mayo, No se si soy sumisa, ni si alguna vez lo llegaré a ser, o si por el contrario soy una domina en potencia. Sólo se y de esto estoy segura, que este juego, es cosas de dos, de lo que se pacte entre ambos como en cualquier relación.

Sí alguna vez, decidiera jugar, sería con alguien que me transmitiera la suficiente confianza, seguridad y tranquilidad y por supuesto autoridad. Que me supisiera leer entre líneas, que me intuyera y supiera revolucionar mi mente y cuerpo. Si soy sincera creo haber encontrado a la persona idónea para tales juegos, pero también he de decir que habría una gran lucha de poder entre ambos. Le otorgaría ese poder, aunque el poderlo seguiría manteniendo yo.

Lo que necesitas para tu primera sesión BDSM: Preparación, reglas, castigos y palabra de seguridad

No se lo que es ser sumisa, o tal vez si. En el fondo creo que es ser libre y de eso entiendo un poco. Soy libre.